Características del signo Leo

Leo es el rey de la Selva del Zodíaco por más de un motivo y en todo sentido hace gala y honor a ese título. Los nativos de este signo de fuego poseen una personalidad realmente fuerte y ciertas cualidades que los diferencian a la legua del resto de sus compañeros del Zodíaco. En esta ocasión vamos a revelarte cómo es la personalidad del signo Leo para que descubras lo más evidente y lo que no lo es tanto acerca del poderoso León.

Las cualidades más salientes del signo Leo

Leo es un signo regido por el elemento Fuego y este define en gran medida sus rasgos más característicos: Carácter, determinación, dinamismo, espíritu de lucha, orgullo, carisma, impulsividad. Los nativos de este signo son personas sumamente pasionales, que se guían ante todo por sus emociones que son extremadamente intensas: Los leoninos están muy arriba o muy abajo, pero jamás en el medio, en los grises.

Tanto en las relaciones amorosas como en el trabajo, la amistad y cualquier clase de proyecto que Leo emprenda, pondrá todo de sí, asumirá riesgos, se lanzará a la aventura y jamás dejará una experiencia por vivir a causa del miedo. Par Leo el miedo no será jamás un impedimento, en todo caso será un aliciente que le aportará adrenalina para seguir avanzando.

Los leoninos tienen un gran corazón, sumamente bondadoso, y se brindan con quienes los rodean a más no poder. Incluso muchas personas sacan ventaja de su generosidad porque adoran compartir lo que tienen y no escatiman en muestras de afecto, invitaciones, obsequios y cualquier otra cosa que implique ofrecer lo que tienen sin medidas ni especulaciones.

Leo es líder por naturaleza, autoexigente, orgulloso y algo tirano cuando está convencido de que sabe cómo hacer las cosas. Llevarle la contra será un asunto muy complicado porque se obstinará siempre para hacer su ley. Es caprichoso y orgulloso y siempre intentará salir adelante sin pedir ayuda. Le encanta la buena vida, los placeres mundanos, las marcas de diseño, los viajes exóticos, la comida gourmet, y se empeñará en trabajar duro para poder darse los gustos y brindarle a quienes ama la mejor vida posible.

En una relación de pareja Leo es pasión pura, muy demostrativo y efusivo y necesita ser el centro de atención, que la persona que está a su lado lo haga sentir único y especial, sin competencia. Leo pierde los estribos cuando siente que lo que quiere está amenazado, y puede ser muy celoso y posesivo aunque no siempre su orgullo le permita demostrarlo.

Lo que no todos saben acerca de Leo

Tras ese halo de autosuficiencia que lo caracteriza, Leo es un ser muy tierno y sensible que siempre busca amor y contención. Necesita que quienes ama lo cuiden y lo alienten en sus proyectos que a menudo lo superan y cree en el amor para toda la vida. Un leonino es un ser sumamente leal, siempre dispuesto a luchar por los que ama y por las relaciones que le importan, incluso hasta las últimas consecuencias y a costa de su propio bienestar.

Los leoninos cada tanto se sienten extenuados, porque llevan sobre sí un peso demasiado grande producto precisamente de su autosuficiencia, y de lo mucho que les cuesta pedir ayuda. Por eso cada tanto se repliegan y se aíslan del mundo para lamer sus heridas, y salir al ruedo más fuertes y pasionales que antes.

Artículos relacionados

Anterior

Algunas cosas que debes saber acerca del Zodíaco

Siguiente

Los signos más sexuales del Zodíaco